La terminología Bullying o también expresado como bulling, es la referencia anglosajona al conocido acoso infantil, que en su mayor porcentaje se presenta en el acoso escolar.

Siendo su definición:

” acto de hostigamiento e intimidación entre los estudiantes de escuelas, donde un alumno o un grupo más fuerte, intimida y maltrata en forma repetida y a lo largo del tiempo a un compañero que es más débil y está indefenso”




La aparición del bullying/bulling o acoso escolar, no es para nada nuevo, existiendo reseñas históricas desde la década de los 80 con estudios en diferentes países. Aportando no solo cifras considerables de un 15% de acosadores/víctimas, sino una serie de causas y factores, con las que se puede entender mejor este fenómeno.

Por todo ello, es fundamental su Prevención y Detección, en la que poder observar, ya bien si somos los padres o los profesores, desde los primeros síntomas que pudieran aparecer para coartar cualquier situación de bullying o acoso escolar, o en caso contrario, una vez aparecido, poder identificarlo con la mayor brevedad posible, para tomar las decisiones y adoptar las actuaciones necesarias para la eliminación de estos lamentables procesos.




Una vez detectado, deben tenerse en cuenta una serie de pautas o acciones a realizar, ya seamos, victimas, padres o profesores, ya que, obviarlo, puede llevar a las victimas a situaciones presentes o futuras con desastrosas consecuencias.

Por último, queremos poner en valor vuestras experiencias sobre el bullying/bulling o acoso escolar, ya que, estas pueden ser de gran ayuda, para los que de una forma u otras son víctimas o están inmersos en una situación de acoso escolar o bullying, así que, animamos a todos nuestros lectores, a dejarnos sus experiencias, ya sean, como víctimas, acosadores, padres o profesores,  porque vuestra colaboración sera de valor incalculable.

Evitando que se vuelvan a producir, situaciones lamentables, como las que se pueden ver en múltiples noticias y vídeos, que nos acontecen en la actualidad.

Por último, os dejamos una serie de organizaciones, que pueden ayudaros.




Y recuerda, Ningún estudiante debería tener miedo de ir a la escuela por el temor de ser asediado o humillado y ningún padre ni madre debería preocuparse porque alguna de estas cosas le pudiera pasar a su hijo o hija.